Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Ok Más información

Podemos en Andalucía: ¿Escalera para el cielo?

26 de marzo de 2015 4 Comentarios

Tras los resultados de las elecciones Andaluzas, el panorama político ha cambiado, aunque quizás no tanto como decían algunas encuestas y mucho menos de lo que se podría desear desde algunos sectores como Podemos. Quizás la necesidad y la ilusión por el cambio hacía soñar como evidente lo deseable. Se pensaba que la región más afectada por la crisis y por las políticas de austeridad, con más tasa de paro y pobreza, y con miles de casos de corrupción, debería ser la primera en reaccionar contra el bipartidismo. Olvidando, como apuntaba un analista televisivo a las pocas horas de conocerse los resultados, que precisamente es en los colectivos más empobrecidos donde es más difícil luchar contra el miedo a los cambios rápidos.

Una vez expresada la frustración por que no se produjera el milagro, que podía parecer tan lógico, de que la gente usara el instrumento de Podemos para castigar a los responsables de su situación, hagamos análisis reales:

  1. El PSOE mantiene parecidos resultados a los obtenidos en 2012, aunque pierde casi 200.000 votos a pesar de la mayor participación. Y no consigue con la convocatoria apresurada la mayoría absoluta ni evitar la irrupción de Podemos. El gobierno tiene menos estabilidad y sin apoyos claros.
  2. El PP pierde la tercera parte de sus votos y deja de ser una alternativa “peligrosa”. Recibe el descontento de las políticas de Rajoy y de las corrupciones del partido.
  3. IU paga muy caro su cogobierno, consiguiendo por la mínima un grupo parlamentario. Deja de ser la alternativa de izquierdas.
  4. La operación “ciudadanos”, montada con gran apoyo económico y mediático, ha dado resultado, consiguiendo sus dos objetivos: recoger votos perdidos del PP y del cambio suave.
  5. PODEMOS consigue algo inimaginable en elecciones, consiguiendo en apenas unos meses de existencia un 15% de votos sin tener ni siquiera una dirección regional del partido, ni estructura orgánica en la mayoría de los pueblos, ni medios económicos y sin apenas presencia mediática salvo para recibir acusaciones y ataques diversos.

La cuestión es si este resultado permite augurar esa “toma de la luna” de que habla Pablo Iglesias, el gobierno de España en noviembre. No suponen una escalera directa, pero se pueden percibir algunos peldaños:

  • Se marca una progresión, de 5 eurodiputados a 15 diputados autonómicos y del 7 al 15%, en la región con menos implantación y menos expectativas en los sondeos.
  • Se constituyen en la oposición directa al bipartidismo también en Andalucía. Estarán más presentes en todas las provincias con carácter institucional y tienen unos medios y unos instrumentos importantes para consolidar el proyecto y difundirlo. Se puede trabajar mejor para aumentar la aceptación y acercarse a los niveles del resto del Estado.
  • La mayor parte de los 600.000 votos se obtienen en las capitales y grandes ciudades. Ese capital puede rentabilizarse y conseguir buenos intereses en los proyectos municipales en los que se incluye Podemos, pudiendo tener opciones de conseguir ayuntamientos importantes y aumentar su masa electoral.
  • Al haber recibido votos en prácticamente todas las localidades, la mayoría de personas jóvenes y de mediana edad y con ilusión, se puede estructurar una gran red de círculos que refuercen la estructura orgánica y de funcionamiento del partido, implantando su presencia en toda la región.
  • Aunque no hay apenas tiempo y es difícil, si se promovieran agrupaciones con otros partidos de izquierda, en muchas localidades tendrían opción a conseguir el ayuntamiento.

Para afianzar esos peldaños se tienen las cuerdas de la organización regional que se elige en varias semanas, de la consiguiente coordinación de todos los nuevos círculos y consejos ciudadanos en todo el territorio, y sobre todo del trabajo continuado de cada vez más personas que ven más posible el objetivo. El resto de los peldaños se tendrán que poner en las elecciones municipales y sobre todo en las autonómicas de Mayo. A partir de entonces sabremos si la distancia que quede hasta la luna puede superarse con el salto de las elecciones generales. De conseguirse sería el alunizaje más espectacular en el ámbito de la política.

José Antonio Naz Valverde
Portavoz del Círculo Este de Podemos Córdoba.

4 Comentarios para “Podemos en Andalucía: ¿Escalera para el cielo?”

  1. José Carrión Beltrán dice:

    Para mi Podemos ha obtenido un resultado muy valioso en Andalucía.
    Tengamos en cuenta que en un año hemos colocado 5 diputados en Europa y 15 en Andalucía.
    Deben seguir manteniendo sus principios y no doblegarse a imposiciones y promesas; por ejemplo no me gusta, como Errejón dejó caer en la Sexta el sábado noche que para investir a Susana Díaz, entre otras cosas, exigirían que el PSOEA asumiera la responsabilidad subsidiaria por las cantidades robadas, cuando ya habían dicho que exigirían la devolución de dichas cantidades. ¿A qué viene esa bajada de tono? Los de Podemos estamos en la no transigencia y contra la condescendencia tras todo lo que se tiene pregonado. Si la conducta de Podemos es dura y Susana no puede pasar la investidura, ése es su problema. Creo que los próximos éxitos de Podemos dependen de que no se parezcan a Rajoy, que digan una cosa y hagan otra. En su defecto, que consulten a la ciudadanía. Saludos, amigos. ¡¡¡PODEMOS!!!

  2. Marcelino González dice:

    La victoria obtenida por PODEMOS es incuestionable, pero no debemos olvidar que si analizamos a los votantes, se trata de un voto prestado. Es decir, nos han prestado un voto con opción de compra. Si no sabemos utilizar esa opción de compra, los votos y votantes se disolveran como un azucarillo. Para que ello no ocurra, es necesario aplicar o intentar que apliquen las políticas que hemos aiereado y prometido y que son necesarias y posibles de aplicar. Sólo falta voluntad y no dejarse llevar por la ilusión de estar en el Parlamento Andaluz.

  3. José Ramón Gómez Puerto dice:

    Estoy de acuerdo con los comentarios del compañero José Carrión Beltrán, si Podemos a la primera de cambio cambia de opinión respecto de sus promesas electorales los ciudadanos pensarán que esto es mas de los mismo, y los/as vecibnos están hartos de que se les engañe, como suele hacer Rajoy y todo el PP en bloque. Nuestras señas de identidad son nuestro código ético, nuestra participación democrátrica y sobre todo nuestra sinceridad. Sino somos capaces de defender eso hay que explicarle a los ciudadanos PORQUÉ, y no engañarlos, eso sería una FATALIDAD.
    Mucho ánimos diputados y diputadas, con valentía, lealtad y sinceridad para con los ciudadanos que han votado CAMBIO y otra forma de hacer política. Debéis hacer política obedeciendo a quienes os hemos votado, de lo contrario esto dura poco.

    Un saludo.

Deja un comentario